Saltar al contenido
Mi Tristeza

Poemas tristes de despedida

Poemas de despedida escritos con mucho dolor y tristeza para aquellos corazones que se separan para siempre mientras aun anhelan un futuro juntos, o simplemente resignados por el destino

Los mejores poemas de despedida

poema corazon, dejalo ir-poema de despedida

Corazón, déjalo ir

Y fue de a pocos
Y sin darnos cuenta,
En la mitad de un beso,
Y quizá entre dos o tres palabras que no dijimos,
Quizá a dos pasos de volverse cierto,
Quizá no fuiste tú, ni fui yo.
Quizá el corazón pidió demasiado,
Quizá debí quedarme quieta y obedecer al silencio,
Decir no cuando el corazón gritaba: si

Pero tampoco te culpo, corazón,
Tu solo sabes amar,
Somos nosotros que no sabemos amar lo eterno.
Y aquí estamos nuevamente,
Tú y yo.
Y allá afuera el mundo,
Egoísta,
Fugaz,
Absurdo,
Yo camino, tú te detienes en la puerta,
Te haces un nudo,
Con miedos y recuerdos,
No tengas miedo…
Cuidare de ti,
Por qué ahora, como siempre…eres todo lo que tengo.

Yen CD

volveré a emprender el vuelo poema triste de despedida

Volveré a emprender el vuelo

Caminare todas las calles,
Soñare todos los sueños,
Y en algún lugar te desprenderás de mi alma,
Y mis pasos se volverán ligeros,
Tan ligeros como las hojas,
Volando en el viento,
Tan ligeros como el sueño…

Tan ligeros que correré tras mis sueños,
Me quitare el peso de tus besos,
Para no marchitar mis labios,
Beberé de la fuente del amor una vez más,
O quizá por primera vez.
Da igual,
Da igual si empiezo a caminar de nuevo,
Si tropiezo conmigo misma,
Si en al filo del barranco opto por el abismo,
Una vez más…

Yen CD

Un cielo sin estrellas, muero por un adios un grito desde el alma poemas tristes de despedida

Un cielo sin estrellas

Cuando las palabras se enfrentan al corazón y el cielo nos recuerda lo que ya no esta.

Un cielo sin estrellas

Mi alma sufre y mis muros se derrumban,
estoy llorando solo en un cuarto sin techo,
viendo un cielo sin estrellas,
Tú te las llevaste todas,
Me derrumbo sobre los recuerdos,
lloro mares que vuelven a inundar mi alma,
Descubres el velo del dolor y no hay marcha atrás,
todo sale y yo me desplomo, muero.
Te mando un adiós, un grito desde el alma,
Casi maldiciendo el milagro,
Lloro todo y nunca es suficiente,
Me regreso a mis rincones a pensar en el dolor,
A herirme con cada palabra que vaga por mi mente.

Ahí estas, siempre ausente.
vagas por mis rincones,
me aprisionas, me hieres.
y tu imagen se ciñe a mis recuerdos y logras que te piense,
me invades, me destrozas.
ya no puedo verte.

Si te veo tiemblo,
se entumecen mis pies,
tirita mi corazón,
se abalanza a la nada, a ti.
sin respuesta sonríes y me duele tu risa,
seria mas fácil aguantar un insulto,
una buena razón para olvidarte.

El cielo sigue sin estrellas,
y mi alma vaga en el infinito,
me pierdo para no ser encontrado,
recurro a mi oscuridad,
a tus pasos firmes ante tu futuro,
y yo el pasado, el olvido.
porque mi corazón es tonto, miserable.
porque mi corazón es tonto y no olvida.

Ya soy solo yo y la vida,
han pasado varios años,
mis recuerdos van quedando,
van muriendo, yo con ellos.
no eres el amor de mi vida, ni siquiera te amo,

ni siquiera te pienso,
ni te necesito, pero estas ahí.
porque te gusta estar.
atormentarme, llevarte mis sueños.

El amor se lleva las estrellas del cielo que hay en nuestra alma, nuestros deseos recorren ese cielo sin alma. Nos perdemos en nosotros mismos, y hay un momento, cierta pausa y si estas atento, solo si estas atento; puedes ver el abismo o la luz. Es un pequeño momento en el que puedes perderte para siempre o salir de eso.

Siempre he pensado que el amor es un viaje de ida, entendieron bien. No hay retorno de el.

Cuando amas a alguien te aventuras a la nada, nunca mas volverás, aunque lo intentes no puedes volver y si en caso pudieses volver, ya no eres tu. El amor te ha cambiado, para bien o para mal. Pero ha puesto un camino frente a ti y te toca caminarlo de la mejor manera.

No mueras, el cielo no esta muerto, escribe en el. susurrarle al viento, deja que acaricie tu alma, sumérgete en el murmullo y escucha la voz del infinito.

No mueras, te regalo una de mis estrellas….

 

Comparte este post
  • 1
    Compartir